miércoles, 5 de enero de 2011

Confesiones en trova:

Si tu me faltas, la lluvia llorará conmigo, yo te quiero con alevosía, quién fuera Lennon y McCartney, quién fuera tu trovador. Hay algunos que dicen que todos los caminos conducen a Roma y es verdad porque el mío me lleva cada noche al verso que te nombra, insurrecto perseguido, ilegal y fugitivo, tengo un sueño clandestino para tí. Y sobre papel confieso que te extraño cada amanecer y confesaré que un beso tuyo vale más que mil de otra mujer, y sin embargo...como le explico que en el mundo ya no hay héroes, solo tipos como yo, juro que no vuelvo a hablar del tema, hoy ten miedo de mayo y ten miedo de mí, no importa que digan que esté trillado hablar de amor, tu sonrisa inolvidable, claro que si te dejé partir, fue porque nunca te imaginaría sin mí, niña de las flores, cuatro estrofas, eco, tomando café, 19 días y 500 noches, la mujer que yo quiero. Muchacha ojos de papel ¿a dónde vas? Quédate hasta el alba, dale alegría a mi corazón, por tí yo dejé de pensar en el mar, por tí yo dejé de fijarme en el cielo, por tí me ha dado por llorar como el mar, es hora de ser algo más, te doy una canción; pequeña serenata diurna cuando sale la luna, y abrázame fuerte, que no pueda respirar, tengo miedo de que un día ya no quiera bailar conmigo nunca más...quiero abrazarte tanto, esto no puede ser más que una canción, quisiera fuera una declaración de amor, romántica sin reparar en formas tales, que pongan freno de lo que siento ahora a raudales, voy a desembarcar en tus orillas con una tropa bárbara de besos , hacerte venir, en el manual de lo prohibido, no sé si eras un ángel o un rubí, o simplemente te ví

PD. Desde que la luna fue colgada yo aparté una rebanada y un nubarrón se la llevó

No hay comentarios: