viernes, 17 de septiembre de 2010

Poema para la niña del nombre ausente

En la prosa a un ser indeleble, la que llora cada mañana por ser escuchada
mi adorada... niña fraguada, quiero tu alma
esa sonrisa que ilumina canciones de mil bribones, como el que ahora te escribe
como el que ahora te añora, como al que quiero que mires
... niña adorada, calma con tu piel mi alma enamorada
Yo con secretos, con un hola que decirte, con un gracias
con un estoy harto de no ser, estoy harto de que sufras por un ser, que destroza tus palabras
yo tengo un corazón, uno dentro de mi pecho y otro que cargo en el bolsillo por si me hace falta
uno que si atrapas, quedará en tu alma, ¿te hace falta?
Niña de mi corazón, te lo regalo con toda devoción
es tuyo tómalo, nomas dime que lo quieres, y te lo concederé
¡Ay... !, niña enamorada, dame en tu alborada un pedacito entre tu edén
yo quiero... sonreír a tu mirada, que mires mi cúpula dorada, esculpida para ti
esperaré un buen día ser la llanura donde te quedes a vivir
llamarada, renombrada en la cañada, que luce en la mañana mi niña, mi ...
te espero comoa nadie, y me dejas como nunca
yo, yo, yo, no se que decirte... quiero decirte lo que nadie y como nunca
solo, quiero decir un hola, qué linda eres, quiero ahgarme en tus ojos e iluminarme en tu sonrisa
acalambrarte en un abrazo y derretirme en tus pupilas
yo te quiero, pero solo te veo cuando duermo, de vez en cuando, de ves en vez, en cada tez
No quiero un silencio acobardado, quiero un susurro al odido
quiero que me quieras mi adorada, quiero ser tu canto...

2 comentarios:

Daelin dijo...

Como siempre, precioso. Sólo un detalle:
"No quiero un silencio acobardado, quiero un susurro al oDido"
Creo que te sobra una D.

Chika Strokes dijo...

Hermoso! :)