viernes, 16 de julio de 2010

Alucinante

Hay cosas terriblemente alucinantes
Es de esas tardes cuando la agonía de un par de palabras no se pueden pronunciar
Y uno no sabe a dónde va a parar
Y hay viajes y suspensos y dolorosas heridas intensamente carcomidas
Y un día todo vuelve a comenzar
Y los suspiros se hacen presentes, con un par de horas menos de sueño
Producto de la imaginación
Tal vez sea culpa de Lewis Carrol y su país de las maravillas
Es que es cuestión de confesión
No la que se hace por sacrilegio, eso es a veces diversión
Esto es por obra del amor
Y uno quisiera escribir como poeta, como maestro, como erudito
Pero Neruda solo hay uno, uno y ni uno más
Se hace presente un fuego nuevo, uno que es más fuerte que el de Marte
Aquel que envuelto está sobre el Olimpo
Y me ayuda una voz, o unas palabras que leo algunas tardes
Algunas muy alucinantes y ya no puedo escapar
Me cuesta arrancar las esposas a las que ahora estoy atado
¿Quién reclama tu corazón?
¿A caso lo ha ganado?
¿A caso ha de estar perdidamente enamorado?
¿A caso pasa escribiendo cosas?
Yo no puedo ofrecer proezas
Es que están más allá de mí
Aquí niña, aquí solo hay un cursi para ti
Solo quien ha de escribir canciones inspiradas en cada uno de tus cabellos
Uno que ha de regalarte una rosa
Sí la rosa, el sacrificio de una vida que se le da a una divinidad
Hay aquí un par der risas diarias
Algunos juegos compartidos y el cerrojo de aquello que te haga mal
Hay un sueño, una nota musical
Mil palabras, un suspiro, un piropo, mil caminos recorridos
Medio corazón roto, una enmienda por pagar, mil locuras
Todas has de alucinar
Todas has de comprobar
Ay niña ojalá y pudiera ser mejor y decirte que aquí hay más
Pudiera ofrecerte algún palacio mudéjar, algunos lastres que te borre
Paradojas explicables.
Ojalá y fuera una genio para darte todas las respuestas
Ojalá y fuera rico para regalarte lo que quieras
Ojalá y fuera mago para aparecerte junto a mí
Ojalá y fuera Cupido para que te quedaras justo aquí
Pero hay medias Lunas
Hay siempre dudas
Hay personas mejores
Hay siempre caras más bonitas
Ojalá y fuera un príncipe azul
Pero solo soy un príncipe obscuro
Te quiero niña, te quiero
Eso ya te lo había dicho
Pobre juglar alucinado con una piel blanca como la Luna
Y sigo insistiendo con la Luna, porque hasta allá fui a dar
Cuando he pensado en tu hermosura
No sé cómo pasó, disculpa si te incomoda, si te molesta, si te lastima
Sabes que esa no es la intención
Es que me habla el corazón
Este corazón que quisiera condenar lo que siento, es verdad
Pero no lo puedo más callar
Y comienza a declinar
Este ego del que un día presumía
Miles de halagos llegaron a este cuerpo sin razón
Atribuyen una mente superior, un talento natural
Un manejo intelectual, una sensibilidad enorme y un espíritu inconforme
¿Pero sabes?, nada de eso es verdad, nada de eso soy
Nada, este ego se derrumba frente a ti, frente a tu nombre
Rechazando otros amores, que vinieron a intentar
Solo han de provocar que suspire más por ti
Sí así es y no sé cuando parará
Una vez un cantautor dijo que los hombres descendían del mono
Y las mujeres de las estrellas, y ahora que veo a una de ellas
Compruebo bien que es cierto
Sos una niña estelar
quisiera ser una nota musical, que tú fueras otra y nuestro encuentro una más
para así un acorde formar

No hay comentarios: