jueves, 30 de diciembre de 2010

Una añoranza

Cómo ansía el poeta ser poeta, cómo suspira; camina el dolor entre sus venas
Se pudre por dentro, se colapsa, se rompe en pedacitos, se columpia, se marea
Llena su sol con escabrosas cantaletas, con sombrías calles, cafeteras, con cerveza
Cocaína, llueve y me lastima.
Vos, tú, bueno ella, no o algo así, duerme, a qué bella
Y yo verseando locamente en la cocina, en la cama, en la acera de rodillas
Qué busco, qué idolatro, yo no sé, solo sé que me gusta el olor de tu primavera
A veces cuando a la puerta llama la cabrona soledad y sé que tú estás.
Mundo de cruces, de rojos, de locos, de callados
Sueña conmigo, sueña con tu canto ese que hago por ti
Hace mucho que aquí, no se cuecen esas noches desabridas en desvelos como hoy
Y amar ya no es oficio sino signo de admiración
Yo abuso de mi letra, pa’ decirte que no queda, que quema
No te quedo como argolla, mucho menos pañoleta, solo es que yo no soy poeta, es que yo no soy poeta… no
Siempre lloran las carencias y hoy me gritan todas ellas, y sollozan y te burlas y me lleva una arrabiata
Muere el verso y nace otro, uno por la musa otro por la espera, uno calla, y no pasa nada
Yo quiero una tarde de tequila, uno junto a ti tranquila, una tarde acaudalada, una pizca de tu vida
Y yo sonriente, y me mato y me revivo, triste ausencia, canto un rato
Y te hago una canción por si hace falta, por si no alcanza, este verso que te nombre

pequeño relato

Silencio… y entonces ella rompió su corazón, y él llora amargamente de vez en cuando, de noche cuando imagina su calor que no tiene a lado suyo, resiste y se recuesta con una lastra enorme de tristeza y calla y se acompleja y ella come cada sol, cada planeta cuando este pobre anacoreta se asemeja a un loco abandonado

martes, 14 de diciembre de 2010

Prosa asesina

Ganar tu corazón, es una batalla perdida, es como escalar al monte Olimpo
si el sincel cala en el olvido, yo espero, pero en vano
y mi oscuridad se acrecenta, nomás porque sí
yo no quiero amar más allá, es tu culpa, tu perfección, tu infección, tu maldita gradeza que me mata
y se clava y se escapa y me enamora y me atormenta
y yo en llanto frente un amigo al que cuento la desesperación
la desilusión, y tú me miras y yo no puedo más
silencio... muérete corazón, ya no quiero sentir, muérete de una vez
muérete y no revivas más
calla, no digas, sé opaco, no sigas, cuelga vulgar tu obsesión
llena de paz tu agonía, huye, que no te alcance éste dolor
mátalo con el puñal de la indiferencia
hay que roer profundo, intacto, intelecto que quema y traviesa sonata me aqueja
color: negro, ya no hay otro, definitivo, hay que partir, para qué ver eso, ¿para qué?
huye principe obscuro, huye cabalgando tu ceguera, mira a otro planeta
ya no siento más, se apagó la ansiedad, se apagó, la quemó el hielo
el cielo, se hace asiento, una corona, una blasfemia
principe, tú ya no eres niño, eres su juguete
mejor regresa al vicio antiguo, ese que te hace sentir vivo
vive lejos tu sentencia, vive oscuro tu sentencia

jueves, 14 de octubre de 2010

El Ciclo de Tebas

Y la acariciaba rápidamente, con los jadeos acostumbrados bajo el efecto del calor típico de esas situaciones, y ella gemía con amor más que con lujuria, mientras sus pupilas de agua se llenaban y se enrojecían los ojos totalmente, la piel se erizaba, y yo continuaba. Los dos; lento y a la vez rápido nos fundíamos en ese abrazo con fuerza, de vez en vez sentía sus uñas sobre la espalda, y me mira acalorada, y la miro, y me mira, y a veces la evito...

... Salí gritando, llorado, mentando madres, y lo amaba, aún así yo lo seguía amando, pero él no lo merecía, maldito pervertido. ¿Cómo pudo? ¡Idiota! Yo lo amaba con locura y estábamos juntos y yo mordía sus labios y él decía que le encantaba, decía que no parara, que estaríamos juntos siempre, lo escuchaba susurrarme bajo las sabanas que solo se movían cuando nuestros cuerpos las rozaban. Esa noche era especial, desde que le conocí todo era así, todo. Coincidimos en la escuela, he ahí cuando supe de su existencia, mi vida cambió. Ernesto me lo presentó, me advirtió:
-Es alguien de poco dinero, sí lo aceptas será bajo condiciones muy austeras.
Yo no vacilé, no me importó, me encantaban esos rizos inquietos, sus ojos color miel, su mirada coqueta, ¡ah! esa mirada, me hacía suspirar, y sus manos, sus lindas manos blancas y tersas, limpias, como si la inocencia aún corriera por esas manos, me encantaban sus manos, y su boca, su boca era mi perdición. Pasaban los días y mientras él me ayudaba a estudiar, yo hacía como si no comprendiera mucho, solo para quedarme un poco más con él, y él, con esa paciencia, con esa infinita paciencia, explicaba una y otra vez, mientras veíamos al cielo escampar. Escuchábamos música, un grupo que él amaba, uno irlandés, no recuerdo su nombre, pero ahí cantaba una chica muy linda...
Lo oí murmurarle a Alfredo algo, me impacienta ¿Qué será?, yo...

...Mientras comíamos su mamá nos hablaba de lo interesante que es eso de la psicología, ella era psicóloga, la mejor de los rumbos según se decía.
- Decidí estudiar psicología
- ¿Por qué hija?, ¿Qué te ha hecho decidir eso?
- Nada en especial, solo que he oído que es una excelente carrera, me es muy interesante.

...Ella era muy inteligente, y yo la amaba, en verdad, me encantaba su esbelta silueta, delgada, fina, hermosa, sus cabellos largos, castaños, hermosos, increíblemente brillantes, sus ojos bien grandes, eran uno con la luna, brillaban, se encendían con los besos, tomar sus dedos delgados y rozarlos con la boca qué delicia, era esplendoroso aquello, nos veíamos todas las tardes desde que empezamos a ser novios, nos poníamos a estudiar sobre Historia, a ella le costaba trabajo, así que una amiga me pidió que le ayudara, así comenzó todo. Para relajarnos yo le ponía música; "Only When I Sleep"...

...No podía más así que tuve que contarle a Alfredo mi terrible sueño, me estaba carcomiendo, me estaba matando en vida, ¡era horrible! No, nunca quise, era como si una terrible pesadilla amancillara mi vida, como si la destrozara, desvanecía todo lo que tenía con Valeria, pero aún así; ¡la amaba tanto!..

...Mi madre siempre nos servía una modesta cena, ella era la mejor psicóloga de los rumbos, pero no teníamos mucho dinero. Mi padre acababa de morir, y nos había dejado muchas deudas, él era apostador, mi madre me dio siempre lo mejor, siempre cuanto pudo, siempre en todo momento. De niño siempre me quiso mucho, yo tenía un hermano, un joven increíble, con una vitalidad envidiable, caminaba siempre por la acera, muy recto, casi como gendarme, con una mirada encantadora, yo tenía seis años, él no sé, mi madre nunca quiso decirme, solo supe que se accidentó en su motocicleta, cerca de un acantilado, mi madre me repite cada que puede: “te pareces tanto a él”.

Valeria y yo, mi niña hermosa, ella siempre me apoyaba, su padre era un abogado muy reconocido, y su madre era una vendedora de bienes raíces, los dos siempre fueron amables conmigo, mi Valeria heredó la hermosura y atrevimiento de su madre, y la fuerza y tenacidad de su padre, ella era perfecta.

Solo pasaban los días y ella iba a la escuela conmigo, era feliz, nos tomábamos de la mano, ella era feliz, nos reíamos mucho, parecía que nunca acabaría. A veces me quedaba en su casa, era algo muy acogedor, sentía las sábanas suaves, blancas, olían a algo que nunca había olido, sin embargo me encantaba, me atrapaba, me daban ganas de comerlas. Una de esas noches ella se metió en mi cama, y me acariciaba, yo no sabía qué hacer, nunca había estado con una mujer, metió su mano en mis pantalones y yo, me quedé petrificado, sintiendo algo que nunca había sentido hasta ese momento;
- Shhh calla, no digas nada, solo amémonos
- Sí pero... tus..
- No están, se han ido.
- No podemos estar así, ¿y sí llegan?
- No van a llegar, fueron a ver a un tío que está enfermo.

...Él siempre me consolabaen mis ratos de tristeza, cuando llegaba a su casa la señora Rebeca me recibía con los brazos abiertos, era igual en mi casa, mis padres sabían que sus situación era difícil, pero en vez de repudiarlo, lo admiraban más, a veces parecía que quisieran que fuese su hijo en vez de mi novio. Nosotros caminábamos por el parque que estaba cerca de la casa, él siempre me abrazaba fuerte, con sus largos brazos y sus manos blancas me sostenía la cara, a veces para robarme un beso,

"Si te quiero es porque sos mi amor mi cómplice y todo, y en la calle codo a codo, somos mucho más que dos"; Mario Benedetti, ese poema me lo recitó una vez y me encantó, entonces una lágrima corrió de por mis mejillas, y me sentí muy feliz, he ahi cuando se lo propuse, aquella vez en casa de mis padres no acabamos, él no estaba listo, pero ahora, ahora era distinto, yo lo acariciaba y de vez en cuando le enseñaba cómo, lo estaba preparando para el momento. No era casualidad que ese día llevara preservativos, también le enseñé todas esas cosas. Llegaríamos temprano y yo pedí permiso a mis padres para ir a casa de Fabiola, clásico que todas hacemos eso, él por su parte dijo algo parecido, dijo que iba a casa de Alfredo y Rebeca le creyó.

No quiero recordar todo lo anterior, fue bastante desgastante, él sin embargo se veía tranquilo, y nos montábamos en las estrellas para perdernos por instantes, lo amo de verdad, pensaba, ¿y tú me amas?..

...Salí de casa agitado, muy agitado, no quería verla más, no sabía qué hacer era la segunda vez y esta vez fue diferente a la primera, le platiqué pero no para que hiciera eso, sé que no eran malas sus intenciones, lo sé pero ¿qué puedo hacer?, mi sueño se hizo pesadilla esta vez, ya le dije a Alfredo, pero el pendejo no me cree.

...Han pasado tres días y no sé qué hacer mi llanto no cesa, nos estábamos amando, y yo gemía, pero noté algo que no había notado, él me llevaba, no era posible aquello, fui buena maestra pensé, y me mordía los labios y yo me lo comía a besos...

... Le tuve que decir a Valeria, le tuve que decir, no aguanté más, le dije que le había dicho: nunca he estado con una mujer y ella no hizo más que enseñarme...

... Cuando nos mirábamos fijamente él se agacho, y yo mordí su cuello, le dejé marca y él entró en mí, como nadie lo había hecho jamás, y lo amé más y lo amé, siguió todo, danzábamos juntos...

... Ella solo quería enseñarme, me dijo que había hecho lo mismo con él antes de que muriera, y yo, yo solo accedí...

...Y empezó a moverse más rápido..

... Y entonces le demostré mi amor...

... y el muy pendejo me gritó:

...Te amo Rebeca
...Te amo Rebeca..



J. Zarety

martes, 28 de septiembre de 2010

Insomnio

Alguien dijo que amar es combatir
y yo combato contra su indiferencia
contra su temple insignificante ante el contra flujo de los demás
ante el delirio resonante de una canción que canta en el comal
yo pronuncio su nombre donde quiera, nomás por no quedarme callado
nomás por estar enamorado
yo quiero el rondín acalambrado ante el amanecer retorcido y mal estructurado
ese que se exhibe entre las sábanas y que no exige entre complejos
quiero ver que sus ojos me sonrían
que sus silencios que cobijen
que sus soles me quiten las ganas de enamorarme nomás porque sí
quiero atardecer entre sus labios
quiero anochecer en sus cabellos
en sus tragos, en sus callos, en sus capullos, ente sus pupilas
en las moradas azuladas que calca un cielo bien templado
yo quiero un beso de sus labios chicos
de sus labios tiernos, de sus labios ingenuos
la quiero, la quiero en un pedazo de amargura, para que quite esa mesura
la espero en el portal de palabras interminable, en la montaña de las inconclusiones
en las fotos de los hipócritas, en las perversiones, en las habitaciones grises, blancas
la quiero en mi corazón, la quiero en mi obscuridad,
la quiero llena de mí, de mi enanura, de mis cursis capoletas que protegen sus oídos
quiero ostentar su hermosura, su mito, su leyenda, su luz
su caricia, sí su caricia, ¡ay!, su caricia
quisiera no sentir, que me esta acabando, me destroza
este puto sentir, de estar a tres metros y no decir, solo por vivir en la melancolía

jueves, 23 de septiembre de 2010

Si lo ves ♥

A mi me gusta el silencio, porque así pienso en tí
A mí me gusta la noche, porque así te veo partir
A mí me gustan las mañanas, porque te veo venir
Pero el suspiro de color que huele a locura se detiene frente a mi llanura
No camina, se repliega entre las cenizas que un amor lejano me dejó
Yo prefiero ser tu orilla y que no llores, que no grites, que seas felíz
Yo quiero una alegría en tu cara, quiero las canciones de mi almohada para tí
Me gustaría adividar a qué sabes, quiero pensar que dulce
Pero a veces me imagino que sabes a sufrimiento
Yo también tengo un laberinto de espejos, desventurado y ataviado entre la maldita desesperación
No quiero replicar, no quiero herir, me quiero acompañado en tus viñetas
Yo te quiero, quiero domrir bajo tu techo, respirar entre tus dedos, mientras suspiro corazón
No entiendes la locura de estar aquí sentado, esperando a que tu mano, apachurre ese botón
Moriré calcinado por que el carcamo añorado no llegó hasta su misión
Serás tu mi cantaleta, mis millones de planetas invocando esta adicción
Prefiero cuchillas zazonadas con un poco de limón
Prefiero acordonar mi yugo vacilante ante la pena de tus “no”
Más no sé nada, nada de tu olor, ni de tu sol, solo se de tu canción y de tu voz
Un poco por amor, otro por indesición, quiero embatir este secuestro corrugado a la caricia de un lamento
Yo no sé hablar, no sé decir, quiero amar, pero no sentir, porque si siento duele
Si sientes lloras, no quiero llorar, no te quiero amar
No empiezo nada, porque si comienzo ahora ya no pararé
Yo quiero ser una constelación, pero para cuando me notes, ya me habré ido con el Sol
Y no me quejo, yo lo he provocado, yo alimenté este canto mal obrado
Vibrar contigo, me haría la noche más felíz
Quiero, quiero, quiero, quiero yo limpiarte ese veneno, que te come el corazón
Déjame soñar, para ver tu corazón, que solo cuando duermo, puedo verlo amor

viernes, 17 de septiembre de 2010

Poema para la niña del nombre ausente

En la prosa a un ser indeleble, la que llora cada mañana por ser escuchada
mi adorada... niña fraguada, quiero tu alma
esa sonrisa que ilumina canciones de mil bribones, como el que ahora te escribe
como el que ahora te añora, como al que quiero que mires
... niña adorada, calma con tu piel mi alma enamorada
Yo con secretos, con un hola que decirte, con un gracias
con un estoy harto de no ser, estoy harto de que sufras por un ser, que destroza tus palabras
yo tengo un corazón, uno dentro de mi pecho y otro que cargo en el bolsillo por si me hace falta
uno que si atrapas, quedará en tu alma, ¿te hace falta?
Niña de mi corazón, te lo regalo con toda devoción
es tuyo tómalo, nomas dime que lo quieres, y te lo concederé
¡Ay... !, niña enamorada, dame en tu alborada un pedacito entre tu edén
yo quiero... sonreír a tu mirada, que mires mi cúpula dorada, esculpida para ti
esperaré un buen día ser la llanura donde te quedes a vivir
llamarada, renombrada en la cañada, que luce en la mañana mi niña, mi ...
te espero comoa nadie, y me dejas como nunca
yo, yo, yo, no se que decirte... quiero decirte lo que nadie y como nunca
solo, quiero decir un hola, qué linda eres, quiero ahgarme en tus ojos e iluminarme en tu sonrisa
acalambrarte en un abrazo y derretirme en tus pupilas
yo te quiero, pero solo te veo cuando duermo, de vez en cuando, de ves en vez, en cada tez
No quiero un silencio acobardado, quiero un susurro al odido
quiero que me quieras mi adorada, quiero ser tu canto...

martes, 14 de septiembre de 2010

CADÁVER EXQUISITO NO. 1

Mi felicidad es tan grande como el universo
El día soleado y el viento helado
Haz que tu mirada me intrigue
Y laspalabras caen de madrugada
Y despiertan rápido en el alba
Y esos dedos marcan el pulso y la temperatura
Y te dejo con tu mediocreo existencia en mi mundo paralelo
Quisiera estar fundida en tí

El cuarto obscuro y mi corazón destrozado
Que se conozca tu verdad, tu fragilidad
Qué dificil es decir un ¡hola!, cuando callas bajo laluz del sol
Cuando mientes, cuando ocultas, cuando tienes corazón
Porque no es verdad que uno busca lo que odia
Porque aunque no estás y si estuvieras quisiera que no lo hicieras

Me fascina pasar el tiempo con mis amigos, ¡me la paso genial!
Yo no sé qué decir, es tan complejo sentir
Quiero que me dejes soñar libremente, anda déjame
Tu suspiras por el aire del dolor
Yo por hacerte una canción
Que se antoja como el pecado y los chocolates
I wanna be chocolat tin larin rodeado de fresa y sed
La dualidad, el amor, incluso el narco, han estado demasiado cerca de mí
Y por la enternidad, seguiré tu olor en el viento
Callaré hoy, para decir mañana


LUZ ALFONSINA PAZOS
N. MAYRA VELÁZQUEZ
ELISA COLÍN LUGO
BERENICE NÁJERA
JONATHAN ZARETY

viernes, 27 de agosto de 2010

Hoy te vi

Hoy te vi, te mire como pocas veces he visto
como se contempla el encino, como decir amor mío
y nunca he cruzado palabras contigo
nunca he sentido tu abrigo, nunca niña, nunca
quisiera subir mi preludio soslayado, enamorado,acalambrado
a lo más profundo de tu aire acaudalado
y te miro cada tarde, cada noche, cada madrugada
por una ventana, que te fabrica entre pixeles que quisiera tuvieran vida
para tenerlos justo en frente
Yo jamás te he mirado a los ojos
jamás has mirado los míos
Yo jamás he tomado tu mano
jamás has tomado la mía
yo una vez escuchar tu voz
¿tú haz escuchado la mía?
Te quiero con la canción
y pienso cada tarde en tu carita de niña
en tu dulzura arrastrada
en tu siniestra madrugada
en tus escritos depresivos
en tu arrullo adolorido
mujer de mil noches en vela
cuéntame como tu mayor admirador
cuéntame como un solo aspirador
a tu voz,a tus andrajos, a tu mirada
a tu solo,a tus ¡carajo!
Y tu foto donde la deje la ultima vez, cuando me despierte la veré otra vez
niña yo vi que me veías, yo sé que me sabes
pero no sabes que estas cerca de un poema mal parado
mal tramado
Hoy te vi
y me alegraste el día
seré un sueño cualquiera para tu voz, cuando me vaya, cuando me vaya
no más de mí, no más de ti
espero un hola cruzar en tu emoción y que después me olvides como la piedra que pateaste hoy las salir de casa
tuve un sueño y eras tú
tuve un sueño y no eras tú
tuve una visión y estabas ahí
y de repente te quería aquí
niña, niña de los mil nombres
niña de la fiesta eterna y de esa sonrisa cautivadora
te he visto llorar y desde mi rincón aguardo mil consuelos
mil anhelos, niña, déjame ver tu pelo
niña déjame ser tu cielo
niña, hoy te vi, y me hiciste muy felíz

viernes, 16 de julio de 2010

Alucinante

Hay cosas terriblemente alucinantes
Es de esas tardes cuando la agonía de un par de palabras no se pueden pronunciar
Y uno no sabe a dónde va a parar
Y hay viajes y suspensos y dolorosas heridas intensamente carcomidas
Y un día todo vuelve a comenzar
Y los suspiros se hacen presentes, con un par de horas menos de sueño
Producto de la imaginación
Tal vez sea culpa de Lewis Carrol y su país de las maravillas
Es que es cuestión de confesión
No la que se hace por sacrilegio, eso es a veces diversión
Esto es por obra del amor
Y uno quisiera escribir como poeta, como maestro, como erudito
Pero Neruda solo hay uno, uno y ni uno más
Se hace presente un fuego nuevo, uno que es más fuerte que el de Marte
Aquel que envuelto está sobre el Olimpo
Y me ayuda una voz, o unas palabras que leo algunas tardes
Algunas muy alucinantes y ya no puedo escapar
Me cuesta arrancar las esposas a las que ahora estoy atado
¿Quién reclama tu corazón?
¿A caso lo ha ganado?
¿A caso ha de estar perdidamente enamorado?
¿A caso pasa escribiendo cosas?
Yo no puedo ofrecer proezas
Es que están más allá de mí
Aquí niña, aquí solo hay un cursi para ti
Solo quien ha de escribir canciones inspiradas en cada uno de tus cabellos
Uno que ha de regalarte una rosa
Sí la rosa, el sacrificio de una vida que se le da a una divinidad
Hay aquí un par der risas diarias
Algunos juegos compartidos y el cerrojo de aquello que te haga mal
Hay un sueño, una nota musical
Mil palabras, un suspiro, un piropo, mil caminos recorridos
Medio corazón roto, una enmienda por pagar, mil locuras
Todas has de alucinar
Todas has de comprobar
Ay niña ojalá y pudiera ser mejor y decirte que aquí hay más
Pudiera ofrecerte algún palacio mudéjar, algunos lastres que te borre
Paradojas explicables.
Ojalá y fuera una genio para darte todas las respuestas
Ojalá y fuera rico para regalarte lo que quieras
Ojalá y fuera mago para aparecerte junto a mí
Ojalá y fuera Cupido para que te quedaras justo aquí
Pero hay medias Lunas
Hay siempre dudas
Hay personas mejores
Hay siempre caras más bonitas
Ojalá y fuera un príncipe azul
Pero solo soy un príncipe obscuro
Te quiero niña, te quiero
Eso ya te lo había dicho
Pobre juglar alucinado con una piel blanca como la Luna
Y sigo insistiendo con la Luna, porque hasta allá fui a dar
Cuando he pensado en tu hermosura
No sé cómo pasó, disculpa si te incomoda, si te molesta, si te lastima
Sabes que esa no es la intención
Es que me habla el corazón
Este corazón que quisiera condenar lo que siento, es verdad
Pero no lo puedo más callar
Y comienza a declinar
Este ego del que un día presumía
Miles de halagos llegaron a este cuerpo sin razón
Atribuyen una mente superior, un talento natural
Un manejo intelectual, una sensibilidad enorme y un espíritu inconforme
¿Pero sabes?, nada de eso es verdad, nada de eso soy
Nada, este ego se derrumba frente a ti, frente a tu nombre
Rechazando otros amores, que vinieron a intentar
Solo han de provocar que suspire más por ti
Sí así es y no sé cuando parará
Una vez un cantautor dijo que los hombres descendían del mono
Y las mujeres de las estrellas, y ahora que veo a una de ellas
Compruebo bien que es cierto
Sos una niña estelar
quisiera ser una nota musical, que tú fueras otra y nuestro encuentro una más
para así un acorde formar

jueves, 1 de julio de 2010

Gracias ♥

Estos escritos me fueron dedicados hace como tres años, los encontré de nuevo hace poco y ahora que los veo con detenimientimiento son cosas significativas para mí, pues quien me los escribió era una persona a la que quise mucho:
Amame



Nacimos el uno para el otro y estaremos juntos para siempre.

Estare junto a ti,aun cuando las alas de la muerte esparzan sus dias.

Estare junto a ti,aun en la memoria silenciosa del alma mia.



Amame,dejando espacios en la cercania de tu mirar

Amame, mas deja que la brisa se lleve la melancolia.



Amame, mas no hagas del amor una atadura

Amame, y deja en movimiento tu alma junto a la mia.



Amame, asi recuperaras la cordura

Amame, asi ambos venceremos y nadie sera derrotado.



Amame, mas deja de esforzarte porque no tienes necesidad

Amame, y dejate amar porque eres mi felicidad.








DIME



Dime lo que sientes con cariño,

Dime lo que piensas con esperanza

Dime lo que haces con fe,

Dime lo que debes con amor.



por que tu eres mi razon de vivir,

por que tu eres mi fascinacion

por que tu eres el sentido de mi existencia,

por que tu eres mi corazon.



Dime lo que sientes con cariño,

Dime lo que piensas con esperanza

Dime lo que haces con fe,

Dime lo que debes con amor,Dime...

domingo, 27 de junio de 2010

De la musa más pequeña

No sé escribir, solo se poner letras con lo que sé decir
Y digo que te quiero, te quiero por tierna y por cursi
Te quiero por ser bondad y maldad
Te quiero por que me haces sonreír, y así me es más fácil vivir
Y soy locura y avanzo, y me lanzo, a veces suspiro y a veces no atino
Al sentido más sencillo; ser feliz
Y eres una luz pequeña que hace cosas grandes
Y te escucho y me escuchas
Y cambio tu vida y cambias la mía
Niña soñadora, niña cursi, niña de las manos pequeñas pero de alegrías grandes,
Te quiero, te quiero porque me acompañas leyendo cosas como esta
Te quiero porque no conozco mucho de tu vida
Y te quiero porque amas la música igual que yo
Y amas el amor, y sueñas con su olor
Y calacas su calor en frases algo extrañas y de inercia y con falta de palabra
Sos impredecible y sos incomprensible, pero dime amiga mía, ¿quién no lo es en este mundo?
Sueño a veces con mil lunas y hoy vi en el cielo una hermosura
Una luz amarillenta, dorada casi perfecta,
Y una niña me pidió ser mi fuente de inspiración, un día, o una noche, o más bien lo que quedaba de ella, y no pienso para nada faltar a mi promesa
Pocas personas hay así, eso te quiero compartir
Y muestras llamaradas tristes a veces, o al menos eso parece o no aparece
No llores, bueno sí, llora pero solo lo suficiente, no más, no más
Más de lo que alguien lloraría por ti
Yo, no sé que decir
Solo escribo por escribir, ¿ya te diste cuenta?
Di que sí, ¡ay pequeña niña quiero ser feliz!
También quiero que lo seas, y junto a tus praderas he de concebir un poquito de alegría
Que te haya provocado
Yo quiero ser culpable de una de tus risas, quiero una parcela en algo de tu vida
Soy locura y soy llanura, es lo que te ofrezco pequeña niña
Y te ofrezco escucharte y te ofrezco un te quiero sincero
Y una mano en tu mano, un abrazo a tu tristeza y una risa a tu alegría
Y yo quisiera un abrazo compartido, y que me hagas sonreír y que me escuches
Y que seas mi musa la más pequeña de ellas
Te quiero niña, te quiero linda, te quiero y solo se decir te quiero y nada más que ello
A la musa más pequeña, la que me hizo escribir esto …

miércoles, 23 de junio de 2010

Un escrito que carece de sentido

Quisiera acordarme de mi primer amor
Pero fue hace tanto tiempo que ya se me olvidó
Y amar fue tan fácil, y entonces una mujer me deslumbró
Una que con su voz, con sus cabellos y sus estelas me cautivó
Y cómo ansiaba sus caireles dorados y su sonrisa grande
Y su voz chillona sus manos delgadas y su canto atenuante
Y luego se fue de mi vida, y se fue y nunca volvió
Luego llegó una luz pura, una ternura implacable
Una tersa cordura un amor grande, grande
Y la besé como nunca besé antes, con amor
Y amor y amor, y de mí se desilusionó
Y solamente voló, y un día regresó solo para mirar que su ternura terminó
Y luego, luego vino el pecado, una mujer no muy bella
No, pero tenía algo, y me arrebataba en la lujuria
Y la quería, la adoraba, por primera vez puedo decir que la amaba
Pero no era de aquí, ni para mí y mentía, y alucinaba y me asustaba
Y me hizo sufrir, a pesar de que la amé y me amó
Pero al final, ¡ay! al final también voló, y sentí el dolor más grande que en mi vida apareció
Grité tan fuerte y lloré como nadie más lloró
Luego un par de musas indelebles una que calló y la otra que murió
Una por loca y la otra por tonta
Después vino alguien a quien le creí muchas cosas
Y me miraba y decía que me quería y le creía
Y la adoraba, por poco me enamoraba, pero me engañó
Como una cruel arpía y a otros brazos escapó
Luego otra sirena que con su canto me encantó
Y la veía sufrir por quien nunca le lloró
Y que ahora que sea feliz es mi única ilusión
Una ninfa excepcional creí que aparecía, mil y una noches
Unos círculos; veneno, pero no era, no era y nunca fue
Solo callaba con la voz de mi amanecer
Y luego, luego, luego apareciste tú, sí tú, y tenías ternura implacable y tus estelas me cautivan y tus ojos me adormecen, ojos tristes casi como los de un poeta
Una sensibilidad que asombra y la sombra de mi llanto se va con tu sonrisa
Y la brisa se asoma en las cenizas de una niña que me asombra
Pero no es por ti mi niña, solo soy yo el que se ilusiona
El que nunca te abandona
El que piensa en tu nombre, en darte un beso grande
En callarte con mis labios, en darte a ti la mano
En escucharte un día difícil
En quererte hablar de phisis
En llorarte por honrarte
Quiero un dulce sí de tu parte, aunque sé que muy lejos estoy de ser tu amante
Y a veces duele, a veces no porque sé muy bien, que no soy tu bien
Te quiero amiga mía, amiga mía, mi ninfa, mi agonía, lo dulce de mi vida,
Quisiera dejarme de sentimentalismos, pero no puedo
Ya te diste cuanta, soy un cursi empedernido
Qué tonto, ridículo informal
Y todo por quererte enamorar, discúlpame, si tu corazón ya lo diste entonces sé feliz
Si no períteme el desliz, de decirte que a mi lado camines solo así, por obra de tu hazaña
Pudiera ser; sí
y adoro un sueño de tu mano, de tu alago
esperearía un te quiero al estilo Benedetti, y tú serías una niña de plata al estilo Lope De Vega, y los dos en las batallas, Batallas en el Desierto
en el lamento, en el sustento
tienes muchos defectos, muchos pretextos para ser imperfecta
y me alienta, eso es lo que me inspira, tu imperfección
y tu ilusión, crecete mi niña, que yo tengo una ilusión
y una razón, para escribirte en corazón, este verso sin canión

domingo, 2 de mayo de 2010

Seudo poema

El problema con todas las mujeres es que no son como tú
No me hacen ayunar, ni desvelar en aquella noche sin tantita luz
Caminaré un buen rato por el sucio pasaje de la tristeza
Solo para asomarme a la vida que dejó sin brisa en mi promesa
Quisiera contarte mis proezas en un par de horas, en un par de días
Pero me pondrías la atención de un tigre a la pastura, no sos mía
Yo quiero roer tu maravilla tu desidia, tu locura
Pero no me dejarás, de eso estoy seguro
Bajo esta luna amarga, bajo esta cuña que me mata, de eso estoy seguro

Y voy a llorar como los gitanos a la noche, como las madres a sus hijos
Mejor mátame, es más fácil soportar así la pena dulce niña, dulce amiga
Me enamoro, con tu boca, con tu palma, me ahogo, te sueño, te libero
Me enamoro, con tus manos, con tu cuello, con tu sueño, con tu velo
Pero no es tan fácil decirte que sientas lo mismo por mí
Y es tan fácil mi niña que llore yo por ti
Quiero mandar en tu mar, pero es más fácil que conquistes el mío
Anda por mi poema mujer, anda por mi verso, por mi canción, por mi inversión
Juro que si tu mano toca mi tristeza, no la vuelvo a molestar
Princesa del alpe en mi retoño, en mi terruño, en mi pareo con lo obscuro
Allanarás en el más eterno de mis deseos y sin embargo jamás lo tomarás
Es que el amor es tan injusto, maldito Cupido, hizo de mi amor para ti y tu me lo regresas
No quieres corazón de trovador, ese que está rancio, que se pudre con el tiempo
Que se corroe con el viento, el que transpira, el que llora, el que se queja

Pero yo lo único que quiero niña de mil velos, es que no llores, que no sufras, tanto como yo
Yo soy tonto, loco, idiota, cursi, exagerado, tu eres risueña, eres luz, me tenéis enamorado
Me tenéis entre tus manos, yo sé que no te necesito, pero mi corazón dice otra cosa
Dice que eso es lo que es y que no es dependencia
Estoy desesperado, disculpa tanta letra, pero hay tanto que decirte
Tanto que callarte, amiga, mi amiga
Solo sostendré tu mano, cada vez que sientas que el alma se te quiebra
Por algún tonto cobarde, que haga de tu llanto su voluntad
Solo, tan solo, amaré tu colguije extraño, que lleva por nombre tu decepción
Adiós mi niña, adiós, que presiento que viene el final y que ahí, ahí tampoco vasa estar…

viernes, 16 de abril de 2010

¿SABES?...

¿Sabes?, eres la persona en la que más pienso
¿Sabes?, eres el sueño que sostiene este cuerpo
¿Sabes?, eres una de las cosas que me hace levantarme cada mañana
¿Sabes?, eres el silencio que se adviene después de un suspiro tonto
¿Sabes?, alimentas mi locura cada día
¿Sabes?, yo te quiero con fervor y con locura, no eso no lo sabes
Porque si lo supieras estoy seguro que te irías con el viento, con mis sueños
¿Sabes?, yo quisiera alguna vez que me abrazaras con la fuerza de mil besos
¿Sabes?, cada día que pasa, yo te siento más y más lejos
¿Sabes?, yo no sé hacer poemas, solo sé escribirte niña de mil noches
Mi niña del cielo, mi niña del aire, mi niña de cristal, tan frágil y tan fuerte
¿Sabes?, tú eres la persona más peculiar que he conocido
¿Sabes que me haces reír hasta estallar?
¿Sabes que te quiero con locura?
No eso no lo sabes, porque si lo supieras destrozarías mi corazón que de por sí esta en pedacitos
Niña con olor a rosas, quiero ser la estrofa que cante en tu templete
Quiero tomar tus manos y llevarlas a mi cara como un enamorado solo puede hacerte
Quiero llorar u partida, esa que se acerca y que me tiene en esta orilla
Ay amor, niña de mil colores o de un solo color
Niña de mi corazón, niña de mi secreto, niña de la locura, de mi felicidad
Te adoro, te alucino, te deseo, te aborrezco, te anhelo, te suspiro y hoy hasta te escribo
Y todo esto mi niña, todo esto sin que te enteres

jueves, 11 de marzo de 2010

DE LA LUJURIA

El labio con labio, el susurro de lujuria
El amor por conjetura, el sudor por mero trufo
Aquel que engaña al corazón, a la razón
Ese estirpe colmado de calaña calurosa
Se muerden las mejillas, se acarician los oídos
La tormenta se avecina, pero esta niña no cuaja mis poemas
No retumba en mis palabras, es que hay otras que me agradan
Pero solo una que me ataca el corazón,
Cuello aguanta un poco más sus roídas, sus caricias
Pero ya no quiere más mi cuerpo sus manos que se sienten bien
Pero no son las de la mujer, esa que me hace ser
Hipócrita me estoy viendo, pero ella es dueña del momento
Trataré de no pensar en la que en mí no piensa
Trataré de bórrala con los besos de la que en este instante me desliza
Yo no soy el catador de mujeres que me creen
No soy el sustento de calores en el tren
Solo soy el que busca y busca y no encuentra
El amor de la niña aquella, que llora que ríe, que sueña
Acabo de sentir sus pechos, pero me hubiera gustado sentir su corazón
Rozo sus piernas con las mías, pero no pretendo detenerla
Aunque el derrumbe del momento se acabe con una mirada quieta
Frente a frente, con un beso lujurioso, con ausencia de amor
Y tomó mis manos a su cuerpo, y sentí su vientre, pero me hubiera gustado sentir su alma
Ay amada no estas tú acá, aquí donde ella me ataca y yo me dejo
Acá donde por no tenerte yo me dejo y no me alejo, no, no porque no estás
Aquí la lujuria no me molesta, lo que me molesta es que no seas tú
Tú y la luz de tu mirada, y la tez enamorada
Ya no soy príncipe de la obscuridad, soy príncipe de la hechura de la cama
Alborada triste no me mires así, que llené con el cuerpo lo que no llena el corazón
Y mordió todo mi cuerpo como si fuera su alimento
Y fumó todo mi aliento como si fuera su sustento
Pero al final, tan solo al final, me dejó como al principio
Me dejó sobre la raya, agotado, acalorado, con desgano, con tristeza
Y con toda la rabia del mundo me eché a llorar
Porque no estás, por que jamás, jamás aquí estarás
Donde ella estuvo, donde ella besó
Donde ella acarició, donde ella me exprimió, donde ella se durmió
Donde ella me dejó

martes, 16 de febrero de 2010

Ay amor cómo me dueles

Dueles amor, igual que un beso no dado
Igual que un poema sulfurado
Igual que el aire congelado
Dueles amor igual que el impacto de las olas
Igual que cuando lloras
Igual que las derrotas
Dueles amor que el limón en las heridas
Igual que las batallas perdidas
Igual que la cara con cenizas
Ay amor no me tientes más
Que la niña de mis ojos no me quiere más
No es que su corazón es de otro
De otro y duele tanto, que estés en al arrojo
De un fantoche que en su antojo te aventó al llanto con cerrojo
Ella es muy linda, roba mi vida, mi mirada, mi desidia
Ay amor, te quiero y no me ves
Tengo que conformarme con migajas del pasado
Con lastras idiotas de cruces en mi armario
Ay amor no me digas que lo sientes que quiero ser una ser para no ser el que siempre he sido
Dueles amor igual que la trifulca a lo cuadrado
Igual que la verdad a lo trillado
Igual que tu cuerpo en otros brazos
Ay amor cómo me dueles, cómo me dueles
Y no quiero que me duelas
Sé la tormenta en mi calma amor
Aunque yo sé con gran temor
Que como siempre no te asomarás a esta ventana
En la que publico las palabras
Que remiten a tu amor
Ay amor ya no sufras por otro
Ay amor ya no cuelgues tus enojos, que me los estás colgando a mí
Ay amor recuerda mis palabras, ay amor que te quiero enamorada
De un tonto trovador, de un poeta improvisado, de un talento enajenado
Ay amor te quiero, ay amor no me crees, ay amor ahí estás….?

lunes, 25 de enero de 2010

AMOR

Una vez hable del amor que quise tener, en el que quise creer
Pero creer no es suficiente, es más un acto de fe, de puro sueño
Y hoy que parece que el amor es mas que la dulzura intrigante
La galantería senil de un rito loco ridículo, inventado, así me parece
Pero toda esa risible actuación aturde el corazón que quiere ser fuerte
Pero no, las musas ya son escasas, o más bien si las hay
Pero solo hay musas de a mentiras son pocas las divinas
Aquellas hijas de Eco víctimas de Narciso y de su ego tan clavado
Amor sigo sin saber qué eres por eso te vuelvo a escribir
Por eso te vuelvo a invocar, a describir, a añorar
Y es que sueño tanto contigo amor, tanto, que el sueño se vuelve obsesión
Y luego volteo a la llanura pobre, aquella que más bien hoy es un lazareto
Voces si las hay aquellas que gritan en mi romanticismo idota por querer rozar otra vez unos labios
Pero hoy el amor me cuaja de otra manera, en otro sentir
¿será que el amor eterno es como el ave fénix?
Que siempre surge de entre las cenizas pero solo existe en la imaginación
Ay amor como dueles, como sufro por tu culpa, mi teoría del amor no sirve
¿A caso no ayunas mis desvelos? Y aun así quieres más
Más de mí, mas de ellas, las que no tienen corazón esas musas frívolas
Esas musas egoístas, esas musas que no saben ser musas
No saben que el amor no es pasar todo el tiempo con el ser amado
Si no que es libertad incondicional, sin papel, sin contrato
Nos saben que el amor no es golpear al que amas, es acariciarle
No saben que amor no es dominarlo, más bien es escucharlo
No saben que amor no es ponerlo a él sobre todas las cosas
Es amor a uno mismo y también a la resignación
Amor no es decirle solo palabras bonitas un par de veces cada mes
Es la llanura inmensa de un abrazo cálido
Es que piensan que amor es un príncipe azul
Sin saber que el amor lo tienen los príncipes obscuros
Creen que el amor es solo cursilería y dulzura pegajosa
Pero a veces es dolor, es odio y es maraña deliciosa
Amor piensan que solo es ser correspondido
Idiotas egoístas que no saben que del otro lado alguien espera lo mismo
El amor a la antigua ya no sirve, se devaluó hace mucho
Pero no es por falta de amor, es que el mundo cambió
Se juraban amor eterno, que locos, no saben que todo se acaba
Amor por eso amar, es cosa de un instante de la ternura en un segundo
De miradas ríspidas y adornadas de amenazas
Toma mi mano amor, que la musa de mi corazón me vea
Ay amor como dueles, como sufro por tu culpa, por tu adiós
Y siguen creyendo en el amor de mil años de mil batallas
Que no saben que el corazón se gasta, que se agrieta
Aguanta corazón decía un gran poeta, es que de amor moría
Por amor sentía y por eso le dolía, vaya el sí sabía de amor
Es que la conciencia se vuelve nula en el amor, se hace una blasfemia
Amor quisiera ver a mi niña amada toda desaliñada
Sin maquillajes, sin perfume, sin peinar, sin rimel, sin uñas pintadas
Sin ropas caras, sin labios coloreados, sin arrullo de vanidad
Quisiera verla al natural, envuelta solo en su piel y ya
Pero amor me dicen es madurez, es un convenio inventado
Es llegar todo el tiempo con regalos, con dulces y flores
Ay amor no te comprenden, amor eres fácil y tan frágil
Ay amor diles a las musas que dejen de pedir hombres que no existen
Es que no saben que si fuéramos perfectos no necesitaríamos de otros
Diles que los amables no suelen ser guapos
Diles que los sabios suelen ser descuidados
Diles que los guapos suelen ser insensibles
Diles que los altos quisieran ser pequeños
Diles que los viejos quisieran ser otra vez jóvenes
Diles que los mas agraciados suelen ir por otros hombres
Diles que los poetas suelen ser hipócritas y locos
Diles que los apasionados suelen ser muy tímidos
Diles que los graciosos suelen ser ridículos
Diles amor que solo hay príncipes obscuros, solo eso
Ay amor porque hay amores tan bellos que hayan la forma
De allanar en el alma, en la cara en los besos
Pero hay amores que no te dejan ir aunque ya no están contigo
Hay que cortar las cadenas porque eso abalanza la autocompasión sobre uno
Muérdeme con tu riña amor, con tu sensiblería, con tu asidero de tonterías
Ay amor escabroso, infantil, previsor, sabio, ay amor de adolescencia, ay primer amor, ay amor de mi vida, ay amor traicionero, ay amor platónico, ay amor en silencio, ay amor a distancia, amor de locos, amor imposible, ay amor, quisiera olvidarme de todos términos tan absurdos
Solo quisiera ser, el mensajero, el juglar enamorado del amor
Ay amor como me dueles, como sufro por tu culpa, por tu tertulia
Pero he de confesarte que me quiero enamorar otra vez aunque signifique
Que comenta otra locura